SKU: 35030 /

PROTECTOR SOLAR SPF 30 en Spray

Presentación: 200 ml

32,86

Protectores Solares en Spray: con filtros solares UVB y UVA, resistentes al agua, para pieles normales y sensibles y no irritantes (testado dermatológicamente).

SPF 30 Protección Alta

Para Pieles Normales y Sensibles – testado dermatológicamente.

No irritante – testado dermatológicamente.

Resistente al agua – implica que el Fotoprotector no ha perdido su capacidad protectora después de 40 minutos de inmersión en el agua.

Los Protectores Solares ARUAL están formulados con filtros solares que nos protegen de ambas radiaciones ultravioleta: UVB y UVA.

– UVB – radiaciones ultravioleta responsables de eritema o enrojecimiento.

– UVA- radiaciones ultravioleta responsables de las reacciones fototóxicas y a largo plazo del fotoenvejecimiento de la piel.

¿Qué factor de Protección es el adecuado?

El Factor de Protección que debe elegirse dependerá de dos variables. Algunos consejos orientativos serían:

  1. Fototipo de Piel – pieles que les cuesta broncearse, que fácilmente se queman, personas con ojos claros, cabellos rubios o pelirrojos – se aconseja un Factor 50+.

Pieles que se broncean fácilmente, se queman rara vez o nunca, personas cabello castaño o negro, personas con ojos marrones – se aconseja un Factor 30.

  1. Radiación Solar – depende de la estación, el lugar y el día y la hora de la exposición solar.

A mayor radiación solar se aconseja un Factor 50+

A menor radiación solar un Factor 30

Factores a tener en cuenta:

La radiación solar es máxima entre las 12h. Y las 16h.

La radiación Solar  aumenta también en verano, en puntos geográficos cerca del Ecuador, cuanto mayor es la altitud mayor aumento de la radiación solar.

Otra variable a tener en cuenta es el agua, la nieve y la arena, puesto que éstas hacen que se reflejen las radiaciones y por ello aumente la radiación solar.

Modo de empleo: aplicar sobre la piel seca generosamente, ½ hora antes de la exposición solar. Reaplicar con frecuencia especialmente después del nadar o secarse con una toalla para mantener la protección.

Consejos según el Ministerio de Sanidad, Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos y Agencia Española Contra el Cáncer.

Evitar la exposición solar entre las 12 y las 16 horas (oficiales).

Los fotoprotectores se deben utilizar incluso en días nublados.

El agua, la hierba, la arena y la nieve reflejan los rayos solares, aumentando los efectos de las radiaciones sobre la piel, por lo que hay que utilizar fotoprotectores más altos.

Evitar largas exposiciones al sol.

Procurar no dormirse al sol.

No utilizar colonias, desodorantes u otros cosméticos en la exposición al sol, producen manchas.

Proteger la piel con ropa y la cabeza con un sombrero.

Hay medicamentos y productos cosméticos que producen en la piel una reacción de fotosensibilidad por la exposición solar. Consulta a tu farmacéutico.

En casos especiales: embarazo, patologías cutáneas, trabajadores al aire libre, individuos con antecedentes familiares de cáncer y fototipos muy bajos I y II, aplicar productos de alta protección o evitar tomar el sol.

Extremar las medidas protectoras en cualquier actividad al aire libre.

Vigilar los cambios de color, forma o tamaño de pecas o lunares. Consultar al especialista.

Proteger los ojos con gafas de sol que lleven protección 100% UV (azul del visible).

No utilizar protectores solares abiertos desde el año anterior.

Renovar la aplicación a las 2 horas y después de cada baño.

Emplear una fotoprotección más alta en las primeras exposiciones solares.

Extremar las precauciones en las partes del cuerpo más sensibles al sol: cara, cuello, calva, hombros, escote, orejas, manos y empeines. La protección de los labios se debe hacer con lápices o barras fotoprotectoras, y la del cabello con productos específicos.